Sin programas que instalar; muy fácil de usar.

iBoss es muy fácil de instalar y configurar. Sólo tienes que conectarlo a tu conexión de internet de banda ancha para compartir de forma segura y proteger todos tus equipos de cable e inalámbricos.

Una vez instalado, iBoss se puede configurar desde cualquier navegador web de internet (por ejemplo: Internet Explorer, Firefox, Safari, etc.) mediante una guía sencilla y amigable de la configuración del control parental.

kids-online-2

diagrama